VESTIDOS DE NOVIA DE PRINCESA – BODAS REALES

Con el revuelo que ha causado la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, he querido repasar las últimas bodas reales y refrescar la memoria en cuanto a vestidos de novia se refiere. Las novias reales suelen llevar modelos intemporales, clásicos y algunos profusamente ornamentados, pero es que una boda real no es cualquier cosa. Vamos a ver como fue…

Marie Chantal Miller en su boda con Pablo de Grecia. Marie Chantal llevó un modelo de Valentino, que francamente los he visto mejores y a ella infinitamente mejor vestida que ese día. Demasiado encaje, bordados, bolero bordado…todo un poco demasiado excesivo para mi gusto.

Marie Donaldson. Llevó un vestido del modisto Uffe Frank, en blanco nacarado. La originalidad del vestido estaba en las mangas y en la falda con pliegues. El velo es muy antiguo, de encaje irlandés, y ha sido usado en otras bodas de la casa real danesa. No creo que este vestido pase a la historia de los vestidos más bonitos de las bodas reales. No se que es lo que tiene, pero hay algo que no me acaba de encajar. ¿Será que la novia estaba muy pálida?

Mette Marit. El diseño era de Ove Harder Finseth, en crepe de seda marfil y estaba inspirado en el que llevó la bisabuela del príncipe Haakon, la reina Maud. El velo era de tul de seda. Yo creo que es un modelo muy elegante y muy sobrio, y la novia estaba guapa. Lo que no me gustó para nada fue la guirnalda que llevó como ramo: parecía una bufanda.

Victoria de Suecia. Con un diseño de Pär Engsheden estaba radiante y muy guapa. El vestido es de seda satinada, con escote barco y una cola de 5 metros. Enorme, como la felicidad que dejaba traslucir la novia .

Letizia Ortiz. La princesa Letizia llevó un modelazo de Manuel Pertegaz en linea princesa, en un tono blanco roto y el famoso cuello que todos aprendimos que se llamaba “corola”, la cola iba bordada con motivos heráldicos y medía 4’5 metros. La única pega, por poner alguna, que le encuentro es la colocación del velo. Puesto de otra manera le hubiera dado un poco más de altura, que al lado del príncipe Felipe,se lo podía permitir, pero estaba muy guapa.

Matilde de Bélgica. Diseño de Eduard Vermenlan. Con un abrigo-vestido tipo sirena en crepe de seda, y cuello amplio. El velo de encaje de Bruselas era muy antiguo. El ramo me parece excesivo…casi es de camuflaje.

Tatiana Blatnik. Muy guapa con un vestido del diseñador venezolano Angel Sánchez. Encaje y velo bordado complementaban el look de novia. Le favorecía también el bronceado.

Máxima de Holanda: Perfecta para mi gusto con este real vestido de Valentino, con manga larga ajustada, cuello “Audrey”, velo bordado y una cola digna de una princesa. Todo estaba en proporción. Es una de mis novias reales preferidas.

Y por último, la última: Kate Middleton, de la que ya no vamos a decir nada puesto que le hemos dedicado mucho espacio, pero no podía faltar en esta selección de bodas reales.

Todas ellas es como si le lanzaran el ramo a la que va a ser la próxima en decir “si, quiero” a un príncipe: Charlene Wittstock, que en junio se casará con Alberto de Mónaco. Lo comentaremos.

Todo sobre vestidos de novia en:

Vestidos de Novia

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *