PRIMEROS AUXILIOS CASEROS

Saber algo de primerios auxilios caseros puede evitar situaciones de peligro para quien ha sufrido un accidente y también hacer visitas innecesarias al hospital por un inc¡dente sin importancia.
Antes de proseguir, la REGLA DE ORO de los primeros auxilios: SI NO SABES LO QUE HACES ABSTENERSE DE HACER NADA

PRIMEROS AUXILIOS CASEROS

HEMORRAGIA NASAL
– Presionar las aletas de la nariz entre los dedos índice y pulgar echando la cabeza hacia delante. Si la hemorragia no cede, empapar un algodón en agua oxigenada e introducirlo en el orificio que sangre.

DESINFECCION DE HERIDAS
– Lavar la herida con agua y jabón neutro, o simplemente con agua. Después se puede poner una solución antiséptica.

GOLPES O CONTUSIONES
– Poner la zona afectada bajo un chorro de agua fría durante 5 minutos, así se reduce el flujo sanguíneo. Después se puede poner hielo sobre la zona, envuelto en una toalla o un trapo. Si no se tiene hielo, coger una bolsa de alimento congelado (las bolsas de guisantes son perfectas).

PICADURAS DE INSECTOS, MEDUSAS
– Aplicar un algodón empapado en vinagre, solo o rebajado con agua.

SI SE PARTE UN DIENTE
– Guardarlo en una solución de suero fisológico o leche. No cogerlo por la raíz y no lavarlo. Llevarlo al odontólogo lo antes posible.

ATRAGANTAMIENTO
– Procurar que la persona tosa. Si no puede, hacre que se doble hasta que la cabeza esté a un nivel inferior de los pulmones. Dar un golpe seco en la espalda, entre los dos omóplatos, y repetirlo unas cuatro veces. Mirar si lo que ha provocado el atragantamiento está en la boca y sacarlo.

ENVENENAMIENTO
– Llamar al servicio de urgencias o a una ambulancia. Si los labios muestran señales de quemaduras enfriarlos con un algodón empapado en agua fría. Si la persona está consciente, intentar que vomite. ATENCIÓN: NUNCA PROVOCAR EL VÓMITO SI SE HA INGERIDO UNA SUSTANCIA CORROSIVA O LEJÍA

MOLESTIAS EN LOS OJOS
– En el caso de molestias leves, aplicar compresas de manzanilla fría o hinojo.

BAJAR LA FIEBRE
– Cuando hay fiebre, se pueden aplicar compresas de agua fría en la frente, sumergirlo en una bañera con agua fría (si la fiebre es muy alta) y sobretodo beber mucho líquido.

Si no sabemos como actuar, acudir a un médico o centro hospitalario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *