ESTADOS DE ANIMO EN LA MENOPAUSIA

ESTADOS DE ANIMO EN LA MENOPAUSIA

Con la menopausia, son muchas las mujeres que manifiestan y sufren un cambio en sus estados de ánimo.
Se ha demostrado que el nivel de estrógenos en el organismo influye en los estados de ánimo de todas las mujeres, y en cualquier etapa de su vida, ya sea en la pubertad, gestación y también en la menopausia.
Habrán mujeres que posiblemente, si leen esto, no se sentirán identificadas ya que ellas serán una de las cuatro que no manifiestan ningún trastorno, pero si es una de las otras tres, sí.
Un tercio de las mujeres menopáusicas manifiestan que su calidad de vida ha empeorado a causa de las variaciones en sus estados de ánimo.

¿Cuál es el prototipo de mujer que presenta un riesgo de sufrir alteraciones psicológicas durante la menopausia?

Como siempre, no se puede generalizar, pero en líneas generales y atendiendo las estadísticas se ha comprobado que el prototipo de mujer que tiene mayor riesgo de padecer problemas psicológicos durante la menopausia es aquella que:

– sufre algún trastorno psicológico previo
– gestiona mal la ansiedad
– tiene problemas de relación con la pareja
– no trabaja ni tiene ninguna ocupación fuera de casa
– tiene un nivel de sociabilización bajo o inexistente
– asume responsabilidades extras, como pueden ser el cuidado de ancianos o bebés

Manifestaciones emocionales que pueden aparecer en la menopausia

Ni aparecen todas en todos los casos, ni las sufren todas las mujeres, vaya esto por delante. Las más frecuentes son:

– Sensación de cansancio sin haber hecho grandes esfuerzos. Se nota una falta de energía.
– Falta de ilusión.
– No se disfruta con actividades que anteriormente sí se hacía.
– Tristeza ante el futuro
– Labilidad emocional, esto es, se pasa de la alegría a la tristeza con suma facilidad.
– Irritabilidad e impaciencia.
– Miedo a padecer alguna enfermedad grave.
– Tensión y dolores musculares.
– Alteraciones del apetito y el sueño. El insomnio es muy frecuente.
– Bajo deseo sexual.
– Falta de memoria y concentración.
– Angustia.

La menopausia es una época de la vida de toda mujer que inevitablemente todas deberemos pasar un día u otro, por lo tanto debemos estar preparadas para saber identificar cualquier cambio que sintamos, tanto físico como psíquico para no dramatizar y buscar soluciones a cada problema específico, en caso de que aparezca.
El mejor consejo es acudir, como se hace durante toda la vida, al ginecólogo que sabrá aportar luz ante un panorama que tal vez nos parezca oscuro, pero que si se sabe vivir bien, puede ser una de las épocas mejores para cualquier mujer y eso, en todos los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *