ADOPCION INTERNACIONAL – PROS Y CONTRAS

Cuando ya se ha planteado la posibilidad de una adopción, viene la segunda pregunta: ¿adopción nacional o internacional? ¿cuáles son los pros y contras de una y otra?. No son decisiones que se deban tomar a la ligera, para poder decidir libremente hay que conocer las interioridades que cada tipo de adopción llevan consigo.

A favor de la adopción internacional está el hecho de que existe una mayor posibilidad de adoptar, ya que son muchos los países con los que hay convenios de adopción, así que el número de niños es superior y el tiempo de espera se acorta mucho más que en los casos de adopción nacional. Debido a esta mayor celeridad en la posibilidad de adoptar en el extranjero, la edad de los niños se acorta ostensiblemente, así que es bastante común que los padres puedan adoptar un niño de corta edad o un bebé.

En contra están los problemas legales que se derivan del hecho de tener que compaginar dos legislaciones de dos países diferentes, que en algunos casos pueden entrar en contradicción. El coste económico es superior en el caso de adopciones internacionales, ya que los trámites burocráticos son más costosos, sin contar que se debe viajar al país del niño en más de una ocasión. El obstáculo más facilmente superable, pero que hay que tener en cuenta, es la futura adaptación del niño dependiendo de de su procedencia. Hay que procurar que las raices culturales del país de nacimiento del niño formen parte de su formación y de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *